Corazón de Melón - Sweet Amoris
Últimos temas
» ¡Importante leer! [ANUNCIO]
Ayer a las 10:16 pm por Siv Stillhet

» ❛Temas libres❜
Vie Ago 18, 2017 10:40 pm por Ildya Shaw

» ❛Pide tu rol❜
Jue Ago 17, 2017 7:04 am por Leandre S. Lamarck

» Come as you are [Finalizado]
Vie Ago 11, 2017 4:12 am por Marcus Zeelenberg

» ❛Reactiva tu cuenta❜
Vie Ago 11, 2017 2:38 am por Eros

» ❛Cierre de temas❜
Vie Ago 11, 2017 2:35 am por Eros

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
Vie Ago 11, 2017 2:34 am por Invitado

» ❛Actualizaciones y Cambios❜
Vie Ago 11, 2017 2:26 am por Eros

» Ficha Emily Lisle ( sin teminar)
Miér Ago 09, 2017 2:14 pm por Emily Lisle

» (DDL) Una agridulce despedida
Miér Ago 09, 2017 4:36 am por Invitado

Loving Pets photo untitled45.png
ÚLTIMA LIMPIEZA — 11.07.2017
we are grown ups

Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y códigos de este foro. Skin realizado exclusivamente por Dixinmortal (ROSHIO + ANDRÉADE). Artista: Soldagarius (header). Este foro está basado en la historia original de ChinoMiko de Corazón de Melón. Tanto las tramas, como los personajes y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios.


Sophie Lettner

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

por Invitado el Lun Dic 14, 2015 4:12 am

Invitado

datos básicos

∞ Nombre: Sophie Lettner

∞ Edad: 17 años

∞ Grupo: 2º de Preparatoria

∞ Orientación sexual: Bisexual

∞ Estado civil: Es complicado

∞ Ocupación: Club de Baloncesto


∞ Avatar usado: Lucy Heartfilia – Fairy Tail

personalidad


¿Alguna vez has visto a una joven segura de lo que es, lo que hace y de cómo lo hace? Seguro que si, en algún momento de tu existencia habrás tenido la suerte -o la desgracia- de conocer a una chica que sea de ese modo; pero realmente hay pocas de ese tipo, despreocupada por lo que digan de ella y que siga su camino del modo que le da la gana, pese a lo joven que es. Precisamente por esa actitud ha llevado a otro nivel diferente en el que es capaz de contestar de forma ingeniosa y elegante a palabras que deberían ser hirientes contra su persona, sin mostrar enojo en la mayoría de las ocasiones e incluso sin amedrentarse de lo que le digan; no es que sea una persona completamente 'Zen', no se mantendrá calmada ante todo lo que ocurra, solo que al ser una persona más madura que las chicas de su edad, no gusta depender ni depende de nadie, actúa por cuenta propia ante lo que quiere y cómo lo quiere. Es inteligente, le gusta usar la cabeza en su día a día, pero no le gusta irse metiendo en peleas ni cosas molestas en las que esta desprovista de la victoria; pero que tenga cabeza, no quiere decir que no tenga sus momentos de impulsividad, es decir, ¡sigue siendo una adolescente! Por mucho que le falte poco para llegar al inicio de la adultez, y que sea más madura que el resto, esto no quiere decir que no pueda tener sus momentos infantiles donde el corazón pueda antes que el cerebro.

Es una chica que posee elegancia en su forma de actuar, y sabe que es capaz de llegar a seducir a casi cualquiera que pudiera desear, aunque no es como si realmente quisiera ir conquistando a todo el que pase por delante suya; es maliciosa, mientras la divierta no le importara fastidiar al contrario de cualquier manera que se le antoje, sobre todo si está en su poder el hecho de saber su punto débil o aquello que pueda molestar más a la otra persona. ¿Quieres intentar mentirle? ¡Adelante! Tal vez no sepa con total seguridad de que le mientes al inicio, pero no es de las que cree ciegamente en la palabra ajena y menos si no comprueba la información, y aun si fuera de ella misma, sabe que tiene una imagen impecable como para que nadie crea en rumores; su trato es más bien cosa de la cortesía entre sus compañeros, manteniéndose todos como meros 'conocidos' hasta que ella cree que pueden pasar al 'siguiente nivel' y ser llamados 'amigos', aunque le cuesta tener gente en quien confiar en su totalidad. No está desesperada por tener a una persona de ese estilo, no va con prisas en la vida, sabe que todo acaba llegando poco a poco; también cree en el karma, y cree que todo acaba volviendo, incluyendo el dolor causado, aunque no le importa de vez en cuando tener una pequeña e insignificante venganza, dependiendo de la gravedad de lo hecho.

¿Amor? ¡Por favor! No mentiré diciendo que no se ha enamorado, pero de todo error se aprende, y ahora es más reacia a ese tipo de cosas, le gusta simplemente ir a lo que quiere sin preocuparse del resto; pero un dato importante al respecto es que solo hará lo que quiere cuando quiere, nunca obligada por el resto. Es decir, si le pides algo y te dice que no, si no cambia de opinión, ¡no insistas! Eso realmente la enardece y molesta, y créeme cuando digo que no quieres verla realmente enojada; en el caso de que cambie de parecer, no es que la hayas convencido por pesadez, es porque simplemente se hacía de rogar o era la pereza de hacer algo lo que la había hecho contestar en negativa en primer lugar. Es un tanto raro que se ofrezca a hacer algo si no va a recibir algo a cambio, cualquier cosa, aunque no por ello la convierte en puramente convenida, ya que a veces echa una mano sin más; incluso el hecho de adquirir experiencia le es un precio por el que no le importa ayudar de vez en cuando. Tiene una fuerte aguante ante lo que ocurre a su alrededor, pero vamos, sigue siendo persona y por ende también puede sufrir y sentirse triste; es difícil verla en ese estado ya que se cierra bastante a la gente y no le gusta que la vean tan débil, tiene un orgullo que proteger. ¿Pero quien dice que nadie sería capaz de acercarse lo suficiente para llegar a vislumbrar a esa joven delicada en el interior de esta adolescente con cuerpo de mujer?

historia


A decir verdad, Sophie nunca ha tenido una verdadera queja sobre su familia, no al menos en su niñez, porque tenía una madre amorosa y un padre que le daba todo lo que quisiera, pero sin terminar de mimarla lo suficiente; eran una familia pequeña pero feliz, y tuvo que aguantar el hecho de no poder tener hermanos ante las dificultades que tenía su progenitora. Claro, digo que no tenía queja alguna por su infancia porque cuando cumplió los diez años, Sophie quedó completamente huérfana de madre, y la familia se fue al traste; todo el mundo pensaría que daba lástima, pero en realidad desde hacía un tiempo que su padre ya no pasaba tanto por casa, y llegado el momento en que su dulce madre acabara falleciendo en la misma casa donde ella había crecido, la ausencia del hombre fue aun mayor. Criada prácticamente por las sirvientas y viviendo medianamente normal, o todo lo normal que se podía en su situación, intentó ignorar el hecho de que en teoría tenía un padre, uno que apenas pasaba por casa y con el que apenas hablaban una vez cada tantos meses de temas sin importancia al querer preocuparse falsamente por su salud; no era tonta, nunca lo había sido, y menos cuando aquel tiempo en que su afable carácter había cambiado a uno más reservado y taciturno hasta el punto que acabara leyendo libros, muchos libros.

Por suerte, el hombre no se negó a que fuera a la escuela, por muy pijita que pudiera llegar a parecer a la chiquilla, es más, cuando hubieron problemas donde ella se defendía de los que se metían con ella de una manera poco femenina, ni se molestaba en preguntar qué había pasado antes de solucionar todo con una firma a un cheque que cerraba la boca al decano; era frustrante, ni siquiera se preocupaba por ella, parecía que actuaba por inercia, porque sabía qué debía hacer, pero solo tomara un papel de padre más bien casi invisible, que no estaba ni le importaba no estar. Apartando el factor de su familia desquebrajada, si es que a eso se le podía llamar una familia, llegado a la secundaria empezó a conseguir tanto amigas, como a niños que empezaban a notar que a la supuestamente cría ya le empezaba a desarrollar el cuerpo antes que al resto e intentaban molestarla; sin embargo, no sería hasta los quince cuando consiguió su primer novio, un chico un tanto estúpido pero aun así encantador que terminó gustándole, al menos lo suficiente para que su primera vez fuera con él. Y la segunda, y todas las que cayeran, después de todo, ella decidía, y el que a su padre no le terminara de agradar el chiquillo de no más que un año mayor que su hija, le daba más pie a seguir con este; no valía que en ese momento se pusiera a intentar a actuar de padre, y se lo dejó claro, pero aquella actuación no duró tanto como cualquiera pudiera desear. El motivo fue diferente a lo que hubiera querido, puesto que se había terminado enterando de que la rubia había terminado la relación cuando se había enterado de que el chico si que era encantador, pero no solo con ella, y que no era a la única que se llevaba a la cama... Y a todo sitio donde se le apeteciera. En definitiva, tenía unos cuernos que podría competir fácilmente con los de un alce adulto.

Pese a que tomó cartas en el asunto después de aquel desplante, no solo con él sino también con la pájara que se había metido con el novio de otra chica -o aceptado que este le coqueteara sabiendo que estaba pillado, para el final, le venía valiendo lo mismo-, el ir al instituto le resultó realmente incómodo; creía recordar que por aquel entonces estaba terminando el primer año de preparatoria en su país natal, y no quería ver más la cara del estúpido que le había roto el corazón de algún modo, por lo que después de aceptar la típica mirada de 'te lo advertí' de su padre sin crear pelea con este, le pidió largarse. Sus abuelos maternos aun seguían con vida, y pese a que su padre se había llevado a la madre lejos de estos, no tenían nada contra ella, así que aceptaron su ida hasta París, Francia, donde ellos residían; el traspaso de su instituto a Sweet Amoris fue sencillo, después de todo estaban en plenas matriculaciones, así que nada más terminar el curso, viajó al país natal de su progenitora con la idea de empezar de nuevo y de manera diferente. ¿El amor? ¡Al diablo el amor! ¿O no...?

name/alias

∞ Peso: -opcional-
∞ Altura: 168 cm
∞ Complexión: Delgada, medianamente atlética
∞ Color de ojos: Avellana
∞ Color de pelo: Rubio
∞ Marcas en la piel: (piercings, tatuajes, cicatrices...)

∞ Gustos:

·Los dulces, aunque no coma muchos por su dieta
·Los peluches, pero no lo dice para no ser vista como cría
·Las flores, aunque sus favoritas son los Pensamientos
·Los animales, sobre todo perros y gatos
·Las estrellas, le encanta intentar averiguar cual es cual
·Los paisajes bonitos, sobre todo amaneceres y atardeceres
·La lluvia, su sonido le parece relajante
·Los baños largos, sobre todo con sales aromáticas
·El baloncesto, por supuesto
·La primavera

∞ Odios:

·El chocolate blanco, le resulta empalagoso
·Los sabores demasiado fuertes
·Las temperaturas extremas
·Sentirse enamorada
·El humo del tabaco
·Los sobones y los pulpos
·Las telenovelas baratas
·Las historias de miedo
·El maltrato de cualquier tipo
·La gente falsa e hipócrita, las cosas a la cara
·Tener que llegar a depender de alguien
·La gente ruidosa, llorona y chillona
·Las opiniones o críticas sin fundamento
·El sentimentalismo y las cursilerías, puede ser romántica, no un algodón de azúcar
·Las palabrerías extremadamente vulgares durante el sexo
·Los mosquitos, los odia a muerte, sin exagerar

∞ Extra:

·No es que guste mucho el gran desarrollo de su cuerpo, pero si que ha utilizado este hecho para conseguir lo que quería, sin necesidad de llegar a nada serio.
·Sabe karate, y un poco de artes marciales para el uso de la pura defensa personal.
·Tiene el pasatiempo de escribir historias cortas, usualmente emparejando a los que ve que se gustan, y tonterías de ese estilo.
·Le gusta la fotografía como un hobbie que podría seguir hasta como futuro empleo, y la cámara que tiene la cuida como oro en paño. Pese a eso, no le gusta la idea de ir a periodismo.
·Se las arregla bastante bien en la cocina, las sirvientas que prácticamente la criaron después de la muerte de su madre quisieron que pudiera manejarse en un futuro, sobre todo a petición de la rubia, y le enseñaron a cocinar.
·Puede llegar a ser bastante malhablada, grosera e incluso vulgar; esto sale cuando su enojo y cabreo sale a relucir por completo, sin preocuparse de las habladurías.
·Es buena recordando cosas, aunque no tiene memoria eidética y si puede olvidar datos, sobre todo lo que no le importa o interesa.
·A veces recibe calambrazos al tocar aparatos eléctricos, lo cual la cabrea lo suficiente para soltar una palabrota al aire.
·Siempre lleva la cámara consigo, ya sea en un bolso o colgado al cuello con una cinta resistente de cuero.
·Sabe Inglés y Francés, después de todo son los idiomas que más se usan en Canadá. A veces une ambos idiomas sin darse cuenta.





Sophie Lettner
17 años
ON,
Mujer
Soph
Canadiense
2º Preparatoria
Club de Baloncesto
Bisexual
8 de Septiembre
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

por Eros el Lun Dic 14, 2015 4:25 am




avatar
Administrador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.