Corazón de Melón - Sweet Amoris
Últimos temas
» ¡Importante leer! [ANUNCIO]
Hoy a las 12:21 am por Meredith M. Rose

» ❛Temas libres❜
Vie Ago 18, 2017 10:40 pm por Ildya Shaw

» ❛Pide tu rol❜
Jue Ago 17, 2017 7:04 am por Leandre S. Lamarck

» Come as you are [Finalizado]
Vie Ago 11, 2017 4:12 am por Marcus Zeelenberg

» ❛Reactiva tu cuenta❜
Vie Ago 11, 2017 2:38 am por Eros

» ❛Cierre de temas❜
Vie Ago 11, 2017 2:35 am por Eros

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
Vie Ago 11, 2017 2:34 am por Invitado

» ❛Actualizaciones y Cambios❜
Vie Ago 11, 2017 2:26 am por Eros

» Ficha Emily Lisle ( sin teminar)
Miér Ago 09, 2017 2:14 pm por Emily Lisle

» (DDL) Una agridulce despedida
Miér Ago 09, 2017 4:36 am por Invitado

Loving Pets photo untitled45.png
ÚLTIMA LIMPIEZA — 11.07.2017
we are grown ups

Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y códigos de este foro. Skin realizado exclusivamente por Dixinmortal (ROSHIO + ANDRÉADE). Artista: Soldagarius (header). Este foro está basado en la historia original de ChinoMiko de Corazón de Melón. Tanto las tramas, como los personajes y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios.


Andrew Ehmantraut -id

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

por Andrew Ehrmantraut el Vie Oct 28, 2016 4:44 am


datos básicos

∞ Nombre: Andrew Ehmantraut.

∞ Edad: 33 años.

∞ Grupo: Personal Interno.

∞ Orientación sexual: Heterosexual.

∞ Nacionalidad: Estadounidense.

∞ Estado civil: Viudo.

∞ Ocupación: Personal de Seguridad de Sweet Amoris. Detective privado.

∞ Avatar usado: Human!Sans (By Lazuen & 으지 Euji) – Undertale.

personalidad


Se refleja cómo alguien muy tranquilo y relajado. Es carismático. Alguien con quien se puede tener una amena charla, pero realmente no es divertido aunque digan lo contrario. Ya que su naturaleza contradictoria; alguien muy serio. Se lo ve a alguien muy despreocupado, amante de la comida chatarra y de no moverse de su puesto como un típico policía perezoso. Sin embargo, Andrew es algo que muchos no saben cómo definir realmente, mucho menos luego de lo que ocurrió con las tragedias -si es que se dignan de investigar su pasado-. Prefiere no mencionar el mismo, porque le incomoda mucho tocar el tema y además, es una gran marca permanente en su pútrido corazón. Es de los que toman riendas de cualquier situación, incluso de cambiar el rumbo de la discusión que no gusta hablar, tornándolo divertido para su interlocutor. Su gusto por los chistes malos y juegos de palabras, tanto contándolos como escuchándolos de otros, se sentirá altamente interesado en una persona que tenga un repertorio más alto que el suyo o que de verdad parezca disfrutar con su humor aburrido. Siempre aporta un tono de humor en las conversaciones y sabe cómo restarle importancia a las cosas.

Es el claro ejemplo de alguien que siempre pone en práctica la ley del mínimo esfuerzo, mientras menos movimientos se requieran para realizar una tarea, mejor. Pero incluso así, quizá hasta invente una excusa ingeniosa para no hacer el trabajo de todas formas. Siempre con una amplia sonrisa en su pálido rostro, parece tener buen humor para conversar o reírse, gracias a esto muchos lo confunden como alguien servicialmente amable o como un acosador que mira desde lo lejos casi sin pestañear –pero prácticamente ese es su trabajo-, no se hace problemas con que lo insulten pues suele sacarse esa pesadez de encima con alguna broma. A pesar que aparente ser alguien muy relajado e ingenuo, en realidad no es así. Oculta una faceta estricta, precavida y muy atenta. Es uno de los que se fijan en el más mínimo detalle.

Jamás habla sobre sí mismo, la tragedia o su familia, incluso si parece tan amigable y siendo conocido de varios, pues tiene la manía de hacerse rápidamente popular debido a su actitud burlesca/cooperadora a su estilo. Únicamente se refiere a alguna clase de problema personal cuando ya ha gastado todas sus opciones y tiene que recurrir a alguien para que le dé una mano, probablemente si le ofrezcan ayuda tampoco la tomará. Es extremadamente observador, notando cambios sutiles que muchos ignoran y que él probablemente no comente de manera directa, es de esos usarán una broma de doble sentido en el momento o esperará a tener un momento a solas con la persona en cuestión para hablar sobre el asunto.

No es fácil manipularle y engañarle por esa razón, es un inteligente tramposo rey del misterio, aparte de eso tampoco tiene interés en participar de cosas más allá de su metro cuadrado, incluso si esto afecta a sus cercanos no actuará hasta que considere que llegue su momento. Prefiere ser un espectador antes de que un héroe, él mismo se considera un cobarde al no ser capaz de enfrentar un problema de manera directa por la única razón de que sabe bien que no podrá cambiar las cosas por mucho que lo intentase. De aquí desprende una curiosidad en la que su pereza parece ser de hecho, una mezcla de apatía y fatalismo.

Respecto con su labor, por más que aparente lo contrario como alguien jovial e informal, es un profesional. Posee un conocimiento total de pistas forenses, equipamiento de vigilancia y procedimientos policiales gracias a más de diez años de experiencia como policía de su país. No es alguien que se deja llevar por sus impulsos y aprendió con el arduo entrenamiento como ex policía, padece de nervios de acero. Es alguien frío y calculador. Un estratega innato, no toma las fichas sin antes planificar estratégicamente sus movidas como si se tratase de un juego de ajedrez. Es alguien que piensa muy bien antes de actuar, pensando las percusiones que conllevaría en un futuro. Como cargarse a alguien sin causar percance alguno, no obstante debe estar muy seguro de ello.

Una vez que lo conocen, es alguien profundamente turbio. Quizás una de las facetas más representativas de Andrew sea precisamente esta. Cínico y paciente, muy paciente. Quizás pueda parecer que es una persona perezosa, siempre dando esa perspectiva hacia los demás. Sin embargo no es más que un mero reflejo, la capa superficial que lo envuelve y oculta el pesar de haberse sentido encerrado. Ha demostrado tornarse siniestramente serio y actuar en contra sus enemigos, en momentos abruptos donde muchos aseguran que realmente está molesto por algo. Y así ganarse respeto o incluso miedo de él.

Los incidentes que trunco su vida trajo muchos cambios, entre ellos ver como poco a poco todo lo que logró alguna vez se iba desvaneciendo en el tiempo y aunque intentara cambiar los resultados todo era siempre lo mismo, vivir tantos años observando como los demás siguen con sus vidas sin saber realmente el trasfondo en el que se desenvuelven le han hecho ser consciente de que se ha roto su espíritu, sabiendo que todo lo que haga no valdrá nada pues asegura que el tiempo ya está escrito y por mucho esfuerzo de que cambien las cosas. Quizá sólo lo usa como excusa para ser perezoso. Aunque no lo muestra abiertamente, demuestra signos de depresión que es evidenciado por su pereza, su falta de motivación y su sentimiento de desesperanza al punto que está dispuesto a rendirse por completo.

Aunque parte de esta melancolía haya podido aplacarse con una nueva promesa de futuro, con la salida al mundo exterior, parte de sí mismo se resiste a confiar en que esta será la definitiva. Pese a que siempre de la sensación de encontrarse distraído, lo cierto es que se preocupa por todo lo que le rodea, por aquellos que se hayan junto a él y en especial, su familia. Es un hombre de familia, honrado, empeñoso y fiel a la misma. No pestañeará ni por un instante en desatar su furia con aquel que ose causar algún daño a alguno de ellos. Para él, son sus tesoros más preciados, quienes protegería con su propia vida. Deberían pasar por alto, sabiendo que él es muy vengativo, puesto que es algo que lo definiría como justicia.

historia
Su infancia y adolescencia transcurrió de lo más normal. Nada de espectacular como tampoco nada perturbador en su carpeta académica y en su vida misma. Sencillamente, destacaba por su porte desinteresado. Y su afecto ingente hacia su hermano menor: Allen. Con tal plácida tranquilidad, se graduó del instituto, uno de prestigio, como un alumno promedio. Ni excelentes con matrícula de honor como tampoco insuficientes vergonzantes. Aunque mentimos si dijéramos que no ha estacado en nada, realmente. Es un prodigio. Sus profesores siempre lo describían a alguien muy inteligente, y si se proponía podría aportar muchas cosas e incluso para la humanidad. No obstante la cuestión se trata de su exasperante pereza y se salvaba de los semestres gracias a su hilarante personalidad. Cosa que también le sacaba de quicio a su estimado hermano cada vez que Andrew se salía con la suya. En cambio, Allen era el contraste de Andrew: el más esmerado y disciplinado. En resumen, eran buenos tiempos.

Pero una quiebra espantosa fue el resultado de sus afanes. Su progenitor era dueño de unas minas que acabó de administrar tras la muerte de su padre. Durante un año porfió en organizar y montar los trabajos con la seguridad de lograr una magnífica producción. Pero al cabo de ese tiempo, las minas resultaron pobres. Se ha confiado demasiado por la aparente riqueza, adquirió propiedades que sumaron su deuda. Mismo raspaba el déficit, que no pudo con del hospital y ya que no era suficiente para cubrir el tratamiento médico de la progenitora, Carol. Al cabo de unas semanas murió de lo que padecía: cáncer. Pronto el esposo quedó destrozado por la muerte de su amada y acosado por las obligaciones financieras, con el alma ya obscurecida, tuvo la inaudita decencia de poner trágico fin a su vida. Pero, como una cruel ironía, la mina, estéril hasta entonces, comenzó a dar buen rendimiento y permitió pagar todas las deudas contraídas por el señor Ehrmantraut. Obviamente todo esto era devastador para los hijos. Por su parte, Andrew, desde entonces rondaba los 18 años, tuvo que hacer milagros de entereza y resignación para salir adelante. Se hizo cargo de su hermano desde entonces. Han tenido el dinero y tiempo necesario para decidir cuerdamente qué hacer con el caudal. Sin embargo, Andrew hacía bromas telefónicas y el costo de las llamadas ya no resultaba ningún problema.

Ambos coincidieron con entrar a la Academia de Policía. Ya que ambos tenían prácticamente el mismo sentido de la justicia y además, hacían un buen equipo que eran capaces de llegar muy lejos. Sin embargo, desconocían el propósito de Andrew al unirse a las fuerzas porque él quiso estudiar otra cosa. Pero antes ingresar a la universidad para completar las especialidades requeridas. Era una época donde era muy joven y vivaz; creativo con su adicción a las bromas telefónicas y más bromas ingeniosas que incluso, por poco, manchaba su historial. Hasta que se dignó de hacer la última llamada, y encontró a una operadora con el buen sentido del humor. A diferencia de las otras, ella no lo amenazaba con demandarle y desde ese momento supo que podía compartir todos los chistes malísimos sabiendo que lo disfrutaría que cualquier otra persona. Y fue ese momento cuando sonaba la canción. Andrew era muy reservado con las mujeres a pesar que aparente lo contrario y nunca se ha enamorado hasta que sentía una química muy fuerte con aquella misteriosa mujer. Podría parecer muy absurdo porque desconocía todo de ella. Era como un amor a ciegas. Lamentablemente no pudo conseguir contactarla después de aquella noche, hizo lo que pudo probando todos los números, pero pronto los estudios lo consumió. Pero no la olvidó y mantenía esa esperanza de volver a encontrar y esa vez, preguntarle al menos el nombre.
Tras terminar sus estudios universitarios y superar las pruebas, consiguieron llegar a ser parte de la ley y el orden de su país, Finlandia, Estados Unidos. Andrew trató de controlar la situación para que ambos tomaran un trabajo fuera de riesgo y muy sencillo. Además procuraba que Allen dejara esa mentalidad estúpida de atrapar rufianes armados como se hacía en las películas. O al menos eso pensaba Andrew. Y es así como Andrew se las arregló con conseguir los puestos fuera de esa índole. Su trabajo se centraba en tratar diariamente con situaciones tales como centinelas en el apartamento de policía y de barrio, también tratar con disputas domésticas. Allen no tardó en molestarse, y tampoco era extraño por el comportamiento perezoso de Andrew. "¿Qué esperabas? Amo no hacer nada." Pasó un tiempo en que Allen no soportó con su actual posición y Andrew, por supuesto que estaba de acuerdo en que tiene el potencial de ascender.

Aunque trató de convencer lo contrario y fue él que ayudó a su hermano a encontrar el amor de su vida, Bonnie. Mientras que él también encontró a la indicada, Beth, y platicaron informalmente. Fue ese momento cuando Andrew soltó un chiste malísimo, y Beth se rió como si no hubiera escuchado un chiste en años. Sospechaba que era ella, hasta que confirmó cuando se intercambiaron los números y pronto Andrew la llamó para comprobar. Sorprendidos, reconocieron las voces y ahí empezó a florecer su primer idilio. Conociendo a Bonnie, le ayudó a distraer un poco a Allen, pero no podía parar la determinación de su hermano, de ascender. Para complacer a su entrañable hermano, era claro que la persistencia de su hermano era irremediable, si Andrew se metiera y moviera los hilos. Decidió ayudarlo, sin cederse de lo legal, por supuesto. O quien sabe. Habían algunos oficiales que se burlaban de Allen y lo tomaban como un tonto investigando a un hombre aparentemente inocente. Ya que no tenía causa probable; Andrew también lo ayudaba a investigarlo pero no había nada. Un día, Andrew se dignó de trabajar solo, encontró un hombre que investigaba Allen, decidió tomar otra dirección e ir a un lugar apartado. "¿Quieres pasar un mal rato?". Allí, puso una pistola en la boca del individuo amenazándole. Es así como convenció a Andrew de no apretar el gatillo, que prometió cambiar y no volver a ser violento con su mujer. Grave error. Se produjo otro incidente y el hombre acabó matando a su mujer de un golpe de un bate de baseball en la cabeza. En parte se sintió culpable por la muerte de alguien inocente, una víctima de abuso y por otra parte se sintió victorioso.

Como era de esperarse, ambos ascendieron y empezaron con casos un poco arriesgados; lo que Andrew tanto temía. No de morir, si no de perder a su hermano porque a diferencia, Gleen es muy inocente, un ingenuo y clemente con los enemigos. Trataron con los delincuentes de cuarta, de la mayoría lograron atrapar. Y es así como su experiencia con ese tipo de personas iba incrementando más de lo que ya disponía. Dicen que tiene un don. "Esos cuentitos, apestan a mentiras." Por eso lo llamaban de cariño a Andrew como un sabueso detector de mentiras. Desde entonces ha sido el policía más competente de la ciudad, además de su intuición combinaba perfectamente con las cualidades únicas de su hermano como alguien audaz, valiente, fuerte y un gran corazón. Un corazón tan grande que contrajo matrimonio con Bonnie y unos meses después vinieron a mundo unas mellizas Ehrmantraunt: Sherry y Ashley. Tenían un trabajo bien pagado que daba lugar a una calidad social de ensueño y una familia feliz. Han pasado unos años hasta que Andrew también se animó a dar ese gran paso -aunque vivían tranquilamente como compañeros, como amigos y como pareja- y lo hizo, se comprometió con ella, con Beth.

Pero, entonces... sucedió.

En la boda, Beth presentaba síntomas de resfrío. Lo veían como algo rutinario que no pasaron por alto pero no se pudo evitar la tragedia. Porque su estado empeoraba hasta que el día siguiente no abrió los ojos y nunca más lo hizo. Otro de los peores miedos se hizo realidad: la muerte de su hermano, Allen. Sumando con la repentina y trágica viudez; lo dejó peor que abatido. Destrozada la fortaleza que aparentaba, la reputación del hombre inquebrantable estaba por los suelos, y más que eso. Era evidente que no lo ha superado y desfallecía, como una muerte lenta hasta el punto que las canas consumieron el matiz de su oscuro cabello. No pudo seguir con su trabajo y se retiró como policía. Las tragedias le sentaron tan mal que se hacía más patente en los ojos, unas ojeras hacia un tono rojizo, al sumirse en amargura y en alcohol. Por ende, unas semanas se notó un gran problema con el licor. Bebía tanto, se hizo un tatuaje y un atraco casi le costó su vida, le trazaron con una navaja en su pecho y pronto ha sido hospitalizado. Tanto ha tenido que pasar y ante todo, reflexionar mientras se recuperaba. Salió del hospital y ha tenido el impulso de investigar sobre la muerte de Allen. No tenía nada que perder, se dignó de hacerlo, encontró indicios que lo guiaban a concluir sobre los responsables de su muerte; quienes han tenido rencor hacia Allen desde un principio.

Planificó su venganza, meses, hasta dar con la oportunidad de encontrarse con ellos en un bar. No obstante, antes consigue con acceder la patrulla de estos, y oculta una pistola en el compartimento de uno de los asientos. Momentos después entra al bar y se pone a beber. Viendo allí a los dos policías, consiguiendo llamar su atención. Se acerca a ellos tambaleando y amistosamente los abraza susurrándoles: "Sé que fueron ustedes", en medio de su beodez. Cerró el bar, Andrew caminaba en la calle y ellos le ofrecieron llevarle a casa. Pese a negarse, los policías lo meten en la parte trasera, quitándole su pistola. Preguntaron sobre lo que dijo en el bar y Andrew confirma estar seguro de que ellos asesinaron a su hermano. Se dirigieron a un callejón y salen del coche, momento en el que, con sigilo, Andrew recoge el arma. Los policías decidieron qué hacer con él; hacer que parezca un suicidio y lo apuntaron con el arma arrebatada, una vez que guiaron al aparentemente ebrio Andrew. Acto seguido descubren que estaba fingiendo tras reírse, confesar que estaba actuando y ensanchar su sonrisa una vez que lo apuntaron con su propio arma. Al percatarse que el arma no tiene balas, Andrew utiliza el arma oculta y los ejecutó.

Claro que no ha sido muy fácil ejecutar a ambos, se defendieron y él recibió una bala en el hombro. Pero se las arregló para tratar la herida con la ayuda de Bonnie y evitar preguntas. Desde ahí prometió a Bonnie dejar el alcohol y conseguir un trabajo en el otro lado del mundo. Andrew era un policía experimentado, respetado y muy serio, sin embargo por las acciones que ha tenido que tomar llevó a, prácticamente una década de su carrera que realizó con tesón y esmero; a la basura. Y no se arrepiente por ello. Sólo era cuestión de tiempo que los supiesen quien mató a esos policías y se vio obligado de irse del país junto a Bonnie y las mellizas. Claro que no dejaría atrás todo su dinero, ya que eso les facilitaría para su nueva vida. Ya que unos meses después de la muerte de Allen, la viuda, Bonnie, tenía planificado volver a su país de origen con sus mimadas hijas: Francia. Una vez instaladas en la nueva casona en el país, las mellizas ingresaron al prestigioso Sweet Amoris. Mientras que Andrew no tardó en adaptarse a la ciudad y al idioma para finalmente conseguir un empleo; en un principio, como detective privado. Manteniendo este labor, poco después decidió tomar la vacante libre de seguridad/vigilancia en el mismo recinto que sus sobrinas.

name/alias

∞ Peso: 78 kg.
∞ Altura: 168 cm.
∞ Complexión: Endomorfa/mesomorfa.
∞ Color de ojos: Azules.
∞ Color de pelo: Canoso. Generalmente se lo ve gris.
∞ Marcas en la piel: Una gama de cicatrices en el cuerpo, incluso en las manos y la que destaca es la que atraviesa por su pecho (este). En la espalda y en los brazos tiene un tatuaje (este).

∞ Gustos:
- Ketchup.
- Los libros.
- Los gatos.
- La lealtad y fidelidad.
- Los dulces.
- Donuts, Hotdogs y Spaghetti.

∞ Odios:
- La traición.
- El calor.
- La muerte y sentirse impotente.
- El picante.
- Que le presionen.
- Las mentiras.

∞ Extra:
- Su cabellos se ve blanco a la luz del día y lo confunden de albino. En realidad es canoso. Su cabello natural era azabache, ahora tiene uno que otro pelo de su calor natural. Tiene algunas raíces oscuras en la nuca, cejas algo gruesas y pestañas negras.
- Durante su trabajo tendía a dormir, por lo que tomó el turno de noche ya que es más activo a esas horas.
- No domina muy bien el inglés y tiene acento.
- Tipo de sangre O positivo.
- 27.6 Kg/m2 de masa corporal, Tiene músculos debido a su entrenamiento arduo y sobrepeso. Pero no tan considerable aunque tiene algo de pancita.
- Cada vez que escucha How Do I Live by LeAnn Rimes llora que ni magdalena. Era la canción de ella y él, cuando se conocieron.
- Está orgulloso de lucir su colección de dientes, son muy pulidos y pulcros. Es tan cuidadoso con al menos con su dentadura, visitando una que otra vez al dentista.
- Posee un par de armas. Tiene un conocimiento ingente con las mismas. Sin embargo prefiere no utilizarlos y no piensa llevar un arma de fuego en Sweet Amoris. Por lo tanto, en general, en la institución está desarmado y raras veces se vería obligado llevar al menos uno. De todos modos las políticas en París son diferentes a los que estaba acostumbrado, por lo que trata de llevar uno oculto por las calles.

Familia
Carol & Walter: Cariñosos e hidalgos padres. Lamentablemente su progenitora pereció de cáncer cuando a penas cumplió 18 años y poco después su padre se suicidó.
Allen: Su querido Hermano, su antiguo compañero, oficial de policía. Era testigo de una falta ética por parte de un par de oficiales del mismo precinto. Allen pereció en una operación que ha sido sometido.
Beth: Difunta esposa. De un día para el otro murió. Andrew sospecha que, ante los síntomas que presentaba Beth en el día de la boda, ha sido envenenada. Aunque los análisis de la autopsia diga lo contrario.
Bonnie: Cuñada. Mantienen una relación amistosa y confidencial. Si no fuese por ella, no hubiera sacado la bala del hombro, sería acosado con preguntas y estaría en la cárcel. Ya que prácticamente Andrew se hizo cargo de ella y de las mellizas. En cambio ella le complace con prepararle caramelos y su favorito, donuts. Y por supuesto, su silencio.
Sherry: La sobrina, una de las mellizas que más ha interactuado y se lleva de maravilla. A pesar que mantenga una mirada neutral -incluso indiferente- la mayoría del tiempo, siempre le ha parecido la más cariñosa, un buen sentido del humor y educada señorita. Es su favorita.
Ashley: La melliza sombría. No ha llegado a hablar mucho con ella pero últimamente siente un ambiente turbio cuando una vez estuvo a solas con ella y más que todo, contemplar aquella sonrisa cínica. Andrew también le devuelve la sonrisa.






Última edición por Andrew Ehrmantraut el Vie Oct 28, 2016 5:45 pm, editado 1 vez
avatar
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

por Eros el Vie Oct 28, 2016 1:00 pm





• No has demostrado leer todas las reglas.
avatar
Administrador

Volver arriba Ir abajo

por Andrew Ehrmantraut el Vie Oct 28, 2016 5:50 pm

Yo está completado. Siento las molestias, buddy.
avatar
Vigilante

Volver arriba Ir abajo

por Eros el Vie Oct 28, 2016 8:42 pm




avatar
Administrador

Volver arriba Ir abajo

por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.