Corazón de Melón - Sweet Amoris
Últimos temas
» ❛Temas libres❜
Hoy a las 16:40 por Ildya Shaw

» ¡Importante leer! [ANUNCIO]
Ayer a las 8:49 por Vanessa Andry

» ❛Pide tu rol❜
Ayer a las 1:04 por Leandre S. Lamarck

» Come as you are [Finalizado]
Jue 10 Ago - 22:12 por Marcus Zeelenberg

» ❛Reactiva tu cuenta❜
Jue 10 Ago - 20:38 por Eros

» ❛Cierre de temas❜
Jue 10 Ago - 20:35 por Eros

» Kaosu no Rakuen - Rol Yaoi +18 [Solicitud de Cambio de Botón]
Jue 10 Ago - 20:34 por Invitado

» ❛Actualizaciones y Cambios❜
Jue 10 Ago - 20:26 por Eros

» Ficha Emily Lisle ( sin teminar)
Miér 9 Ago - 8:14 por Emily Lisle

» (DDL) Una agridulce despedida
Mar 8 Ago - 22:36 por Invitado

Loving Pets photo untitled45.png
ÚLTIMA LIMPIEZA — 11.07.2017
we are grown ups

Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y códigos de este foro. Skin realizado exclusivamente por Dixinmortal (ROSHIO + ANDRÉADE). Artista: Soldagarius (header). Este foro está basado en la historia original de ChinoMiko de Corazón de Melón. Tanto las tramas, como los personajes y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios.


Frey Agotnes {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

por Frey Agotnes el Jue 15 Mayo - 16:30




Frey Agotnes

Datos básicos

Nombre: Frey Agotnes
Edad: 26 años.
Grupo: Psicólogos.
Club/materia:
Ocupación:
O.Sexual: Bisexual.
Estado civil: Soltero.
Avatar usado: Hibari Kyoya.


Apariencia

Peso: 58 kg.
Altura: 169 cm.
Complexión: Delgada.
Color de ojos: Plateados.
Color de pelo: Negro.
Piercings, tatuajes, cicatrices: No.


Spoiler:


Personalidad


La personalidad de Frey no es fácil de describir. Es más, sólo él se conoce completamente a sí mismo. O al menos, eso es lo que cree saber. Por lo general, Frey es una persona tranquila y de carácter taciturno. No suele mostrar emociones demasiado fuertes y usualmente no esterioriza sus sentimientos. La gente que lo conoce fuera de su consulta lo suele catalogar como un hombre frío y que no le importa el resto del mundo. Pero eso es mentira porque, cuando está con sus clientes/alumnos del instituto, cambia completamente. Se muestra comprensivo y cálido, como un apoyo. Sabe que la gente que va a visitarle no necesita la muestra fría que siempre da con el mundo y ayudándolos, se siente mejor consigo mismo. Sin embargo, cuando sale de ese pequeño cuarto en el que atiende a los problemas de los demás, cambia. Es como si fuera otra persona. Da un trato frío a la gente que intenta acercarse a él, mira el mundo con trascendencia y lo analiza todo desde un punto ajeno.
A Frey se le da muy bien ponerse en la piel de los demás, intentar pensar como ellos y sentir como ellos. Sin embargo, hay veces en el que él ni es consciente de sus propios sentimientos. Como suele decirse a sí mismo, tiene soluciones para todo él mundo menos para él. Eso no significa que su autoestima sea baja ni nada de eso, al contrario: se considera una persona orgullosa de sí misma, aunque, como todo el mundo, tiene sus momentos de duda.
Aunque los labios no acostumbren a mostrar una sonrisa, pueden hacerlo de vez en cuando. Sólo cuando se siente a gusto o de verdad sabe que debe sonreír. A pesar de esto, su semblante suele permanecer completamente serio.
En cuanto el tema del amor, no está muy experimentado y casi nunca es el que lleva la iniciativa. Niega inmediatamente sus sentimientos, rechazándolos, ya que no quiere sufrir queriendo demasiado a alguien. Sabe que las cosas duelen más cuando le tienes demasiado aprecio a una persona y esa es la razón por la que se muestra reluctante a tener una pareja estable.
Lo que él no sabe es que en realidad es él mismo el que oculta sus sentimientos, pero hay veces en el que no puede hacer nada para evitarlo y lo suelta todo. Acumula un pilar de emociones, que luego acaba derrumbándose y estallando como un volcán en erupción. Aún necesita cambiar para ser más abierto con sus sentimientos.


Historia


Frey nació en Trondheim, Noruega. Su padre era un filólogo, y quizás esa fuera la razón por la que Frey fuese tan bueno en los idiomas: por el interés que su progenitor había puesto desde un principio. Tenía mucha facilidad al aprender una lengua nueva y eso le abrió muchas puertas en el futuro, aunque ese fue otro tema.
Desde pequeño supieron que Frey tenía algo extraño. Quizás porque ponía demasiado interés en cosas tan sencillas como el contraste del color del cielo y de las calles, el olor de las personas o su forma tan arisca de tratar a la gente. De pequeño intentó hacer amigos de una forma muy patosa y a los siete años se comportaba como si fuera un fantasma, una persona ajena a las clases. Siempre intentaba colocarse al final de la clase y rehusaba a hablar con su compañero de pupitre. Esa fue la razón por la que los profesores le aconsejaron a sus padres que fuese a un psicólogo porque, literalmente, el chico estaba mal. Y muy mal, decían. Incluso llamaron a la familia para saber si sufría maltrato psicológico. Pero la verdad era aquella: Frey no tenía nada malo con sus padres. La vida en su casa era envidiable y no tenía muchos problemas.
En toda su vida sólo ha ido a un psicólogo durante 10, hasta los 17. Durante ese tiempo, nunca pudo imaginar que aquella sería su próxima profesión. Odiaba a ese hombre que sólo sabía parlotear y decirle que tenía un problema. Al principio, le decía a sus padres posibilidades que a él le espantaba: como si podría tener un trastorno de personalidad, un índice de ezquizofrenia, síndrome de asperger... Quizás ese último no le hubiera sorprendido tanto, pero los otros le asustaban. Ya desde que era un crío había pensado que él mismo era un loco y por esa época solo era un muchacho de aspecto depresivo y de baja autoestima. Pero todo aquello acabó cuando tuvo su última consulta y después de haber hecho millones de diagnósticos, dijeron que no tenía nada. Nada. Simplemente que tenía una inteligencia especial y dijo que era sobredotado. La mayoría de sobredotados veían el mundo de otra manera, decía, y no por eso tenían que ser malos.
Durante esos 10 años, había ido ahí para nada. Había aprendido a fingir para dejar de visitar a ese hombre durante 17 años. Tuvo amigos, incluso se echó varias parejas desde que cumplió 15 años, con las cuáles lo pasó muy mal porque llegó a quererlas. Sí, los quería mucho aunque no lo mostrase al resto del mundo. Y fue entonces cuando supo cuál era su problema: no es que careciese de sentimientos, es que le costaba mostrarlos. Y sólo era gracias a él que había conseguido avanzar, no al profesional que lo visitaba. Consideró todo eso una falta de tiempo.
¿Y qué hizo al terminar la preparatoria? Estudiar psicología porque no quería que las demás personas como él sufrieran en una consulta así. Se veía capaz de dar mejores consejos que esa persona. Su padre se enfadó con él, pues quería que se pusiera a estudiar filología, pero a él no le pareció importarle esto mucho. Cuando terminó los estudios, acabó en Finlandia por una oferta de trabajo. Y fue bastante bien, aunque muy duro, pero Frey siempre tuvo sangre fría para aguantar con el chaparrón. Y, sinceramente, no era como él se lo esperaba. No le gustaba aquello de tener clientes así, muy diferentes entre ellos. Y el ambiente de trabajo no le gustaba, además. Esa fue la razón por la que aceptó la oferta de trabajo que le otorgó el Sweet Amoris, en Francia, para tomar un oficio como psicólogo escolar. Lleva poco tiempo, pero se alegra de tener clientes adolescentes. Le recuerdan a él, y cree que puede ayudarlos.


Gustos & Odios


GUSTOS:

-Dormir
-Los sabores salados y dulces
-Los idiomas
-Ser independiente
-Los días de lluvia
-Los lugares fríos

DISGUSTOS:

-La trascendencia ajena
-Las confrontaciones
-Los lugares demasiado cálidos
-Los ruidos fuertes
-Que se den cuenta de sus inseguridades ocultas
-La gente igual de creída que él



Je vais faire mon histoire d'amour.
avatar

Volver arriba Ir abajo

por Devil el Vie 16 Mayo - 4:53




avatar
Administrador

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.